KNOTFEST MÉXICO 2016 DIA 2

Comenzó el segundo día del Knotfest México 2016, el día más pesado para los que habían asistido al festival el sábado ya que solo habíamos dormido unas horas. Desayunamos y  salimos del hotel rumbo al Centro Dinámico Pegaso,  ya con la experiencia del día anterior iba más preparado e incluso sabía cuál era el  foodtruck indicado para comer rico y a buen precio, pero no contábamos con que esta vez habría una fila eterna para entrar (si, justo como en la edición pasada) muchos se formaban sin preguntar qué estaba sucediendo así que decidí ir a checar a la entrada y simplemente no había nada, no había razón para una fila tan larga. La gente a veces es extraña, pase como si nada y me ahorre 1 hora formado bajo el sol.

Por más que trate de llegar temprano entré cuando Enter Shikari estaba en el escenario principal, no los conocía así que decidí darles una oportunidad y la verdad es que me sorprendieron, tanto por la energía que desplegaban como por el uso que le daban a los sintetizadores y teclados; música que combina buen rango vocal y guturales, punch, guitarras melódicas y un poquito de noise. Por cierto ¿alguien notó el parecido físico del vocalista de Enter con Matt Bellamy de Muse?

De pronto me acorde que en el otro escenario estaba la presentación de Animals as Leaders, no podía perdérmelos así que me acerque  a verlos, el sonido seguía igual de mal que el día anterior  y me desanimé un poco; no puede ser que una banda que derrocha técnica con guitarras de 8 cuerdas suene así en vivo.

Después de dos canciones algo me dijo que lo mejor era regresara a ver a Enter Shikari, allá se escuchaba mejor y podíamos ir agarrando un buen lugar para cuando saliera Ministry, nos situamos del lado izquierdo del escenario y justo al intentar meternos entre el público nos topamos con  Sin Quirin – guitarrista de Ministry-.  Nadie se había dado cuenta o más bien nadie lo ubicaba, no soy de los que se acerca a los músicos para pedirles fotos pero como ya había tenido oportunidad este año de platicar con él en una clínica que dio en el circo volador, sin pensarlo me acerque a saludarlo y pedir la foto del recuerdo, accedió contento y yo  aproveché para desearle suerte ya que faltaba poco para que subiera al escenario.

Terminé de ver el set de Enter Shikari y  aunque en algún momento tocaron una canción  con un estilo más pop que me hizo sentir que más bien estaba en el  Corona Capital, en general me lleve una muy buena primera impresión de esta banda, fueron el descubrimiento de la semana y sin duda buscaré más acerca de ellos.

El momento llegó, se venía un súper combo con 4 de mis bandas favoritas. La última vez que vi a Ministry fue el año pasado en el circo volador y ha sido de mis conciertos favoritos de toda la vida, así que tenía las expectativas muy altas. Para cuando empezó Ministry ya solo estaba a 2 personas de la valla, me encontré a unos amigos que acaban de patear a otros porque los habían orinado y como si fuera premonición el tío Al hizo su aparición en el escenario antes de empezar el set y se puso a orinar en un costado atrás de las bocinas, solo me da risa porque después de una vida de tantos excesos y de todo lo que seguramente pasó en backstage, eso era  lo menos.

 

Empiezó el set y no entendía nada, hasta después de un minuto entiendo que la canción es Let´s go, el sonido está fatal otra vez y apenas si distingo la voz de Al. Todo se vuelve un caos entre empujones y el sonido poderoso de la banda. Continúan con Punch in the face dedicándosela a Donald Trump quien hizo su aparición en el escenario (alguien del staff con una máscara) y durante toda la canción se avienta un tiro con Al, después sonó Permawar de las menos conocidas y todo se tranquiliza un poco, más o menos ubico la canción gracias a que tengo a Sin Quirin justo enfrente y su guitarra se escucha perfecta. A partir de aquí nos avientan puros madrazos con Rio Grande Blood, Señor Peligro, Lieslieslies, N.W.O. y Just One Fix, a estas alturas ya se escuchaba un poco mejor y que bueno porque tocaron una de mis favoritas de la banda: Stigmata.  Me sorprende que casi nadie la cante, yo aproveche para gritar como loco, terminan con las clásicas Thieves y So What, la banda se entregó en el escenario pero el sonido no les hizo justicia, incluso se nota como Al Jourgensen se retira enojado del escenario por lo mismo.

Llegó el momento que esperábamos desde hace muchos años, en mi caso desde la secundaria que fue cuando los conocí, The Offspring regresaba a México. Si mal no recuerdo la última vez que vinieron fue en el 99 al pabellón del Palacio de los Deportes, en ese momento toda mi generación aún estaba en la primaria  y no se diga de los más jóvenes así que era como una primera vez.

Comenzaron con You’re gonna go far kid y todos cantan desde el inicio, los empujones me impiden disfrutar al 100 las 3 primeras canciones, se me van All i want y the noose, decido hacerme un poco para atrás no quería perderme las rolas por la necedad de estar hasta adelante, fue lo mejor que pude haber hecho, el sonido es muy bueno y quedo al lado un circulo donde todos bailan y vuelan, justo como me lo imagine, suenan Come Out and Play, Original Prankster, Mota, Want you Bad, Staring at the sun y de repente me sorprende Walla Walla una de mis favoritas, en esos momentos ya todo era una fiesta, de esas veces en los que no te topas con nadie mal pedo, todos cantan y se abrazan, el set continuo con puro hit que a fin de cuentas era lo que queríamos, Gotta get away, Hit that, Why don´t you get a job?, (Can´t get my) head around you, y pretty fly (for a white guy) fueron coreadas por todos, en algún momento el guitarrista Noodles mientras estaba arriba de un amplificador resbala y cae dejando su guitarra inservible, se molesta tanto que la avienta y rápidamente el staff le da otra, desde este momento lo noto un poco más serio hasta que acaba el set, y no es para menos porque si estuvo fuerte la caída. Cerraron con The Kid´s arent alright y Self esteem, no podemos pedir más el setlist fue perfecto, el sonido no nos quedó mal y el público acompaño bastante bien,  se retiran y prometen regresar pronto, Noodles regresa a patear el ampli del que se cayó. Haciendo el recuento del día está terminaría siendo la mejor presentación.

Muy cansados pero estábamos listos para lo que seguía: ¡Deftones! Están en mi top 5 de bandas favoritas, ya es una tradición irlos a ver y más porque no tardan mucho en regresar, su última presentación por acá fue en el Pepsi Center en el 2014 y el Maquinaria Fest en el 2012 siendo esta la que más he disfrutado hasta ahora, en el público no hay tanta expectativa como con Offspring, muchos se fueron y muchos llegaron, en el escenario aparece la manta con la portada del Gore y unas luces, comienzan con la de siempre Rocket Skates, desde ahí ya se notaba como iba a estar todo el set, con un una parte del público entregada y otra que creo que sólo iba a apartar lugar para Slipknot. Continuaron con algo de lo nuevo: Geometric Headdress, no recibió mucha respuesta, esto rápidamente es borrado gracias a uno de los himnos de la banda, Be quiet and drive, seguida de Diamond eyes y Swerve city que son de las consentidas, sigue Rosemary del Koi No Yokan y todos las parejitas se abrazan para cantarla, siguen con otra del nuevo –Gore- la que le da el título al álbum y es ahí donde el Chino como ya nos tiene acostumbrados se acerca al público para cantarnos, siguió la que esperaba: Kimdracula ¿Por qué? Es del  Saturday Night Wrist y casi nunca la tocan y  lo más seguro es que aunque regresen 100 veces más nunca la volverán a tocar, es de las que cambian en cada tour, después de esto el chino regresa al escenario con una playera de los Pumas, gran detalle para los verdaderos conocedores del fut mexicano (soy puma), sigue digital bath y la atmosfera que crean con esta rola siempre es impresionante, después comienza a sonar knife prty y es aquí donde el chino nos da una muestra del rango vocal con el que cuenta. La verdad me dejó muy sorprendido porque a  pesar de verlos ya muchas veces anteriormente no recuerdo otra ocasión donde se luciera tanto, suenan Change y My own summer y todo es perfecto, el sonido, los que se la sabían cantaron con todo y a pesar de ser de sus más conocidas a mi alrededor había varios que estaban inmóviles, en este momento el chino se avienta al público y canta sobre ellos, se despiden con Headup y la gran mayoría no la conoce. Esto hace que las emociones se acaben rápido. A mí me dejaron con buen sabor de boca como siempre, el sonido fue el mejor con ellos y nos dieron un buen recorrido por la mayoría de sus discos sin importar que el set fue corto por el tiempo que tocaron, lo malo es que muchos ya solo estaban esperando a que terminara la presentación para tener mejor lugar en Slipknot.

Para ese momento ya llevaba 6 horas frente del escenario principal, el cansancio era evidente, más sin comer y con mucha sed, llegaban muchas personas frescas que recién se metían entre la gente y no habían tenido que sufrir todo lo anterior así que decidí retroceder un poco más, ya no estaba para estarme empujando en lo que salía Slipknot. Tardaron mucho en salir, no ayudo mucho porque fue cuando más cansancio sentí, ahí estaban frente a mi esas cortinas rojas impresionantes, estaba muy emocionado de verlos de nuevo en menos de un año, no me pregunten cómo pero empezaron a rolar el setlist que tocarían entre la gente antes de que empezara, no quise verlo para no arruinarme la sorpresa.

Se abren las cortinas y esperaba que salieran inmediatamente pero no, aun tardaron unos minutos y eso era señal de que algo no andaba bien, se arruina un poco la presentación, no importa sigo emocionado, se escucha la grabación de Be prepared for the hell, e inmediatamente comienza The Negative One  ¡Que buen comienzo! Se me olvida el cansancio y empiezo a brincar y cantar como si acabara de llegar, sigue Disasterpiece y Eyeless, una de las que no tocaron el año pasado, el sonido otra vez lo siento un poco bajo ¿O ya me estaba quedando sordo después de tanto? No lo creo, continua una sorpresa: The shape,  a pesar de no ser tan una tan conocida es cantada por la gran mayoría, sigue Killpop una de las que quería escuchar y tampoco habían tocado el año pasado, se escucha perfecto, aparece una de las favoritas Dead Memories y es aquí donde se comienzan los problemas; sigue The heretic Anthem, la clásica cuenta regresiva suena y justo cuando va a explotar la canción el “bendito” sonido falla, todo queda en silencio y la banda se nota sorprendida y se retiran del escenario, no tardan mucho en regresar y hacer bromas sobre lo que paso, vuelven a comenzar la canción, todo va bien y a la mitad vuelve a fallar el sonido, esta vez se notan molestos todos en especial Corey que se va del escenario moviendo la cabeza en señal de enojo, sentí que la espera fue eterna, como media hora le calculo en lo que tardaron en volver a salir  y fue lo peor porque en lo personal me enfrié, empezaron a salir los golpes acumulados y el dolor en los pies ya se hizo insoportable, los demás no sabían que pasaba, muchos aseguraban que ya no saldrían y empezaron a retirarse, otros cantaban cualquier tontería para distraerse, yo había visto que a Korn le paso lo mismo en Rock In Rio entonces sabía que regresarían, incluso el dj estuvo todo el tiempo sentado en el escenario aunque muchos no se dieron cuenta,  he de confesar que si hubieran tardado 5 minutos más yo también me hubiera salido.

Regresaron y Corey aseguro q tenían fallas y que probablemente las seguirían teniendo pero fuera como fuera terminarían el set, ya no terminaron the heretic anthem y siguió Psychosocial, una de las favoritas, pero todos solo observaban por la incertidumbre de que volviera a fallar el audio, como que se resistían a que les volvieran a cortar la emoción a media canción, empezó Left Behind, de mis favoritas, pero el ambiente siguió igual, y de hecho jamás volvió a mejorar como en un inicio. Custer, The Devil In I, Skin Ticket, Wait & Bleed y fueron coreadas pero hasta ahí, en (sic) ya se empezaron a soltar un poco más pero fue cuando la banda se fue y todos no sabían si ya había acabado, otra vez fallo el sonido o qué pasaba, muchos se fueron, sabía que faltaba el encore. Ya con lo último de energía, la espera valió la pena para escuchar Surfacing, Duality, y para cerrar como siempre con Spit It Out, esta vez sentí que la gente ya sabía qué hacer y participaron un poco más, no como el año pasado, se siente raro el ambiente pero al final nos vamos contentos, a fin de cuentas la banda se entregó en el escenario en especial Corey  que en todo momento daba las gracias y prometía seguir viniendo mientras nosotros sigamos pidiendo el festival.

Se acabó el Knotfest 2016 y solo puedo dar las gracias a Zepeda Bros por traer este festival a México y tener un cartel de gran calidad que no le pide nada a otros festivales, y en lugar de terminar haciendo comparaciones con el Hell & Heaven, es disfrutar este gran momento que se vive en nuestro país en cuanto a conciertos de metal se refiere. Hay para todos los gustos y los headliners increíbles en todos los carteles, sin pensarlo estaré ahí el próximo año, como todo buen festival en crecimiento se notan carencias pero son las menos, nada que impida disfrutar el concierto, si bien note las fallas de audio, es gracias a toda una vida asistiendo a este tipo de conciertos, las personas que iban por primera vez se notaban muy contentos disfrutando de sus bandas, también nos perdimos todo lo que paso  en el escenario alterno con bandotas como Carcass, Arch Enemy y Opeth pero así es esto de los festivales.

Foto: David Aranda / Texto : Jonathan Santamaría

 

Comments

comments

También te podría gustar...

A %d blogueros les gusta esto: