Primer Festival de Rock Riviera Nayarit

Un poco tarde, pero aquí esta la reseña. El pasado 9 de junio se llevó a cabo el primer Festival de Rock riviera Nayarit, un esfuerzo en conjunto entre Hard Rock Café, Música es Vallarta y el gobierno de Vallarta, Bahía de Banderas y Riviera Nayarit. Desde que se anunció con un par de meses de antelación ya estaba generando espectativa. Tanto por las banda principal como por las bandas locales.

El primer turno fue el de la banda Renglón, banda de Rock pop a quienes no había escuchado antes del concierto, una excelente propuesta que aunque fueron los primeros en subir al escenario, y a pesar de que aún estaba llegando gente durante su presentación, cumplieron en timing y en ambientar a las personas que ya mostraban ánimos desde la entrada y con los primeros acordes en el equipo de sonido.

La segunda banda en tocar fueron Los Black Hardies, una de las bandas locales favoritas, que con sus temas como Viernes 13, Rehilete e Historia Fatal, pusieron a sus seguidores, que no eran tan pocos a corear sus ya conocidas canciones. A estos chicos me gustaría verlos en gira por el país.

Al final y ya entrando en el ambiente del reggae y el ska, la alineación de “Sal de Mar” ya nos ponían en sintonía con Locos enamorados y Labios Salados.

Y finalmente llegaría el turno a la banda principal de la noche. Panteón Rococó salió a darlo todo, con “Está Noche” tuvo una entrada con mucha energía, ante un público que ya traía el animo a tope; entre el slam y mensajes de Dr. Shenka donde decía “todos cuidamos de todos” pudimos disfrutar una excelente noche de música, con La dosis perfecta, Vendedora de Caricias y La carencia fueron del agrado de todos, o casi todos, puesto que tal cómo hemos visto a últimas fechas la política y el fanatismo permea en todos los estratos y aquí no fue la excepción:

Sin animo de ser quejoso lo relato. Cuando comenzó el tema de Marcos Hall, cuyos visuales son del subcomandante Marcos vimos a una persona en aparente estado de ebriedad pasar de esta dinámica y energía de disfrutar un excelente concierto a sacar el fanatismo derechista y gritar consignas, si es que a eso se le puede llamar consignas mensajes contra cierto personaje presidenciable y contra la banda “chinga tu madre si vas a votar por tal…” “arriba anaya”, en mi opinión no era tiempo ni lugar, puesto que se permite el fanatismo nuble el saber que hacer en cada lugar. Éste evento tenía su zona VIP y solo de ese lado es de donde una persona decidió que era más importante dejar clara su postura a seguir disfrutando de la música en vivo. Cabe destacar que su acompañante se veía claramente incomoda ante tal comportamiento y me hace pensar un poco más de como piensa ese estrato social que está haciendo improperios hoy en día en el mundial de Rusia ya que son sintomas de un mismo fenómeno. Más adelante haré una columna al respecto. Por lo pronto los dejamos con las imagenes.

 

Texto y Fotografías:

Carlos Martínez

 

 

Comments

comments

También te podría gustar...

A %d blogueros les gusta esto: